Cerca de 700 taxistas se manifiestan este miércoles a modo de protesta contra el anuncio del Govern de crear cinco líneas de autobuses regulares entre el Aeropuerto de Palma y algunas de las principales zonas turísticas de Mallorca.

Los manifestantes, provistos de chalecos reflectantes y silbatos, se han concentrado frente a la Consellería de Territorio, Energía y Movilidad donde han pedido la dimisión del conseller, Marc Pons.