El temporal de enero ha afectado a 380 hectáreas de cultivos hortícolas y patata y 2.600 hectáreas de cereales en Mallorca. Estos datos son provisionales, hasta que los inspectores de Agricultura acaben las visitas de campo. La Conselleria ya ha enviado a la Comisión Europea la línea de ayuda que compensará los daños. La Conselleria de Medio Ambiente, Agricultura y Pesca ha recibido 340 declaraciones relativas a las pérdidas de producción en cultivos hortícolas y de cereales a raíz del temporal de lluvia del mes de enero.
La superficie declarada y efectivamente afectada parece que ha sido de unas 380 hectáreas de cultivos hortícolas y patata y unas 2.600 hectáreas de cereales, aunque estos datos todavía son provisionales, a la espera que los inspectores de la Conselleria acaben las visitas a los campos y revisen los daños en los cultivos, también con el apoyo de imágenes por satélite. Eso representaría vehicular una cantidad de 1,8 millones de euros para paliar estas pérdidas. La zona más afectada con respecto a los cereales es la de suelos arcillosos y profundos del centro de la isla, de argila, y las zonas inundables cerca de los torrentes. Las parcelas más afectadas se encuentran en el Pla de Mallorca y en las zonas agrícolas de Muro, Sa Pobla y Son Ferriol, en Palma.