El presidente de la Federación Balear de Fútbol (FFIB), Miquel Bestard, se ha mostrado “preocupado” por que se tengan que suspender partidos por insultos a árbitros en partidos de las Islas.

Bestard ha afirmado, en declaraciones a Europa Press, que “suspender partidos es malo para todos”, y sobre todo, si son de Tercera División, por lo que “asume” la situación y ha asegurado que está trabajando para, “entre todos”, conseguir solventar el problema.

El presidente de la FFIB ha señalado que, en el terreno futbolístico en las Islas, “ha habido paz” durante 12 años, una paz que ahora se ha roto y que es la que desea volver a instaurar.