La Asociación y Federación de Empresarios del Sector del Comercio de Baleares (Afedeco) ha asegurado que un auto judicial “le da la razón” por lo que el Ayuntamiento de Palma tendrá que llegar a un consenso en sus medidas de la Ordenanza de Limpieza, Desechos y Residuos urbanos que tienen como objetivo prohibir las bolsas de plástico a partir de 2018.

Afedeco recurrió ante la Sala de lo contencioso administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Baleares (TSJIB) la disposición Adicional Primera de esta ordenanza aprobada en enero de 2017.

Según explican, el auto judicial “si bien no admite la medida cautelar solicitada de dejar sin efecto” dicha disposición adicional, deja “muy claro” que el Ayuntamiento “no podrá llevar adelante esa prohibición a partir del 1 de enero de 2018”.

El auto señala que se tendrá que actuar “mediante la adopción de las correspondientes normas consensuadas con los sectores implicados”, lo que para Afedeco supone que Cort “necesitara llegar al consenso que en principio negó a Afedeco y por lo que se obligó a la patronal a litigar.

De esta manera, aseguran que el auto les da la razón y dice que “si la sentencia que resuelve el recurso se produce antes del 1 de enero de 2018 no es necesaria medida cautelar alguna, sea cual sea el fallo”.