El tenista español remontó un 0-6 en el primer set ante el alemán Philipp Kohlschreiber para alcanzar (0-6, 6-2, 6-3) este domingo octavos de final del torneo de Miami, segundo Masters 1.000 de la temporada, un mal arranque que convirtió en anécdota para citarse ahora con el francés Nicolas Mahut.

Nadal se encontró con un Kohlschreiber vestido de Roger Federer, siguiendo la estrategia agresiva del suizo que conquistó Australia ante el español y le barrió en el reciente Indian Wells. Desplegó el alemán su juego metido en pista y sorprendiendo a un Nadal contrariado, pero el de Manacor reaccionó con autoridad para celebrar con victoria su partido 1.000.

El balear no jugó bien con su saque y cuando quiso encontrar respuesta a lo que sucedía sobre la central de Crandon Park el alemán gozaba ya de un 0-6 a favor. Kohlschreiber, que venía de ocho derrotas seguidas ante rivales del ‘Top 10’, optó por esa versión agresiva y casi kamikaze, que encontró premio en especial por el bajo porcentaje de primeros saques en Nadal.