La temperatura más alta del archipiélago balear que se registró en el mes de julio fueron los 40.5 ºC de los municipios mallorquines de Sa Pobla y Sóller, según el avance climatológico mensual de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

En la mayor parte de Mallorca y Menorca, las temperaturas más altas se registraron el día 30. También destacaron los 40.4ºC de Palma Universidad y los 40.1 del Aeropuerto de Palma el día 7, donde no se habían superado los 40ºC en un mes de julio desde el año 1983.

Las temperaturas de Baleares del mes de julio alcanzaron una media de 25.7 ºC en julio; en Mallorca y en Menorca fueron de 25.8ºC, en Ibiza de 25.1ºC y, en Formentera, alcanzaron los 26.1ºC. Ha sido un mes “muy húmedo”, que se hizo notar en Menorca donde se llegó a 25,1 l/m2 y en Ibiza con 5,2 l/m2.