El Rey ha aprovechado su discurso para agradecer al arquitecto encargado de diseñar la obra, Patxi Mangado, que adaptara el proyecto “perfectamente” a las características de la ciudad y a su particular ubicación.
Finalmente, Felipe VI ha expresado en lengua catalana su más profundo reconocimiento a aquellos que han hecho posible la realidad del nuevo Palacio de Congresos. “Un éxito que enorgullece nuestra industria turística, Palma, las Islas y a toda España”, ha asegurado.