La Policía Nacional ha detenido a un empresario de hostelería, que operaba en la zona de Cala Pi (Mallorca), por trata de seres humanos con fines de explotación laboral, falsedad documental, delito contra los derechos de los trabajadores y contra la Seguridad Social.

Según han explicado este viernes en un comunicado, el principal encausado, y otras cuatro personas que figuraban como testaferros de nueve empresas, defraudaron a la Seguridad Social más de 286.400 euros.