La Delegación de Gobierno en Baleares y el Consell de Mallorca han anunciado su intención de formar un frente común para desbloquear los 28,7 millones pendientes del Convenio de Carreteras que tocan a Baleares en 2017 y que no están contemplados en los Presupuestos Generales del Estado.

La delegada del Gobierno, Maria Salom, el presidente del Consell de Mallorca, Miquel Ensenyat, y la consellera de Infraestructuras y Territorio, Mercedes Garrido, han informado que acudirán juntos el próximo 4 de mayo a una Comisión Mixta que se celebrará en Madrid, entre el Consell y el Ministerio de Fomento, en la que la institución insular reclamará al Gobierno que se cumpla con la partida para este año prevista en el Convenio de Carreteras.

Salom, que ha recordado que actualmente “quedan por justificar 60 millones de euros que Madrid ha adelantado”, ha destacado su deseo de que el Convenio de Carreteras se desarrolle “a medida que el Consell construya y justifique las obras”.